La Vélodyssée es una ruta de más de 1200 km preparada y marcada, en ambos sentidos de circulación que recorre varias regiones del litoral atlántico francés. Permite visitar lugares que de otra manera no conocerías y además, garantiza que el 70 % lo puedes hacer sin coche. Es ideal si quieres ver el País Vasco francés de otra manera, a tu ritmo, conociendo gente nueva, disfrutando de hermosos paisajes y en bicicleta, sigue leyendo.

De Cabreton a Hendaya

En la página web de Vélodyssée, encontrarás todos los recorridos que busques, con etapas claramente marcadas en kilómetros y tiempo de viaje para que puedas elegir el tramo que más te interese o puedas organizar una excursión de varios días.

Desde el camping Berrua, puedes incorporarte a la etapa Bayona-Capbreton. Tiene unos 30 km y tardarás aproximadamente 2 horas en recorrerla entera. Por supuesto, puedes hacer paradas par ver el paisaje, comer o darte un chapuzón. Pero a lo mejor quieres aprovechar para ir a Hendaya, en una excursión de un día para ir y otro para volver, con mucha calma si no estás muy en forma. Si es así, estas son las etapas recomendadas, aunque no siempre haya carril bici:

Saliendo desde Bayona, en un recorrido de algo más de una, puedes llegar a Biarritz, a unos 16 km. Esta etapa sale junto al río y recorre toda la costa. Antes de salir y, si no las has visitado antes, no dejes de ver la ciudadela de Bayona.

De Biarritz a San Juan de Luz, también una hora y unos 15 km de recorrido costero. Esta etapa tiene algo más de elevación y desnivel que la anterior pero los paisajes son igualmente bonitos.

La etapa de San Juan de Luz a Hendaya es algo más larga que las anteriores, unos 20 km, pero te lleva casi hasta la frontera con España. Ten cuidado cuando pases por el puente entre San Juan de Luz y Ciburu y por la carretera de la Corniche.
 

Puntos de interés

Como ya sabes, el País Vasco francés tiene mucha historia y mucha naturaleza, así que aprovecha que vas a pie de calle para visitar algunos lugares que queden de camino. Ya hemos mencionado la ciudadela de Bayona, que puedes recorrer en bicicleta o a pie para ver sus canales, bodegas e iglesias. También puedes aprovechar para coger fuerzas con el famoso chocolate de Bayona.

En San Juan de Luz, descansa por su puerto pesquero y aprovecha para darte un baño en una de sus cinco playas o para probar uno de los mejores helados de pistacho en la camioneta de Mme. Lopez, junto al puerto. Si decides hacer noche aquí, puedes visitar también la antigua ciudad corsaria o la Casa Louis XIV con un guía.

En la etapa final, yendo a Hendaya, por la cornisa vasca encontrarás el castillo de Abbadia y sus dominios, un paisaje espectacular que culmina en este conocido castillo.

Con todo esto, tus vacaciones en el camping Berrua, del País Vasco francés tendrán un poco de todo, pero sobre todo, calma y desconexión.