¡Disfruta con los sabores de la gastronomía vasca! La gastronomía vasca es famosa a nivel local e internacional por ser generosa, sabrosa y de calidad. Aprovecha tu estancia en un camping del País Vasco francés para conocer algo más que la costa: las especialidades de la cocina vasca.

La cocina vasca, basada en el pescado

El País Vasco francés y español comparten idioma, cultura y recetas. Al ser una región costera, muchos de sus platos son a base de pescado, pero siendo también una región montañosa, también está especializado en pucheros para entrar en calor. Platos contundentes con lo que la gente tenía a mano que actualmente son una joya de la gastronomía y que han inspirado a chefs de fama internacional.

En San Juan de Luz y en Ciburu, fieles a su tradición costera, podrás probar la sopa ttoro, un plato de pescado tradicional. Según se dé la pesca del día, podrás probar merluza, congrio, rape, cabracho, crustáceos y mariscos y es que, en sus orígenes, este guiso lo preparaban los pescadores en el barco con lo que quedaba en la red. Otra receta parecida es el marmitako, un guiso de atún que también se preparaba en el mar, en una olla cubierta donde el pescado se cocinaba a fuego lento. Con los años, estas recetas cotidianas, han ido mejorando a manos de restauradores y restauradoras locales.
 

Las especialidades vascas

En la región de Saint-Pée-sur-Nivelle producen el conocido pimiento de Espelette. Al ser una región que da a los Pirineos, observamos más verduras y más carne en su gastronomía. Puedes visitar Ainhoa y probar la piperrada, que recibe su nombre de la palabra vasca para pimienta, «biper» y se hace friendo los pimientos y la cebolla y mezclándolo con tomates para obtener una salsa. A menudo, se sirve con lonchas de jamón fritas en la sartén. El «Axoa» es otra especialidad vasca, pero en este caso, en lugar de pescado, el guiso se realiza con ternera y, cómo no, el pimiento de Espelette.

Otra cosa que caracteriza al País Vasco francés son sus quesos, aunando la tradición francesa y la vasca con estos productos tan relacionados con el pastoreo y la vida en la montaña. No puedes perderte el «ardi gasna», un queso de oveja de leche cruda con denominación de origen.

Y para limpiar el paladar y prepararse para los postres, prueba el «sagarno«, un vino de manzana. Esta sidra vasca se suele describir como natural porque, a diferencia de otras variedades en Francia, su ligerísima efervescencia se obtiene sin añadirle dióxido de carbono. Es muy refrescante pero más bien seco y amargo ya que pierde casi todo su azúcar. Tiene una graduación alcohólica de entre 4 y 6 grados.

Una cosa llamativa de los postres vascos es que, aparte de ser contundentes, a menudo se fabrican con almendras. Destaca el «pastel vasco» que se elabora a partir de una masa de manteca con almendras. Puedes encontrarlo relleno de crema o mermelada de cereza negra. Además, en el País Vasco francés verás macarons hechos de mazapán, azúcar y clara de huevo batida, y mouchous, pequeñas tortas de corteza crujiente y sabor a almendra.

Con esto, esperamos abrirte el apetito y haber despertado tu curiosidad por la gastronomía vasca. ¡Que aproveche!