El País Vasco francés es un lugar estupendo para entrar en contacto con la naturaleza y disfrutar de mar y montaña a partes iguales. En este artículo te proponemos varias excursiones por el País Vasco francés para las vacaciones, por nivel de dificultad.

Finca d’Abbadia y Punta Sainte-Anne

Esta ruta son algo más de 5 kilómetros y poco desnivel, 1 hora 40 minutos de recorrido. Empieza en Hendaya, y pasa cerca de los acantilados y por la bahía de Loya. Verás un hermoso paisaje marítimo bien cuidado gracias al esfuerzo del organismo Conservatoire du Littoral.

Circuito de Cambo-les-Bains

Sin salirnos de Pirineos-Atlántico, tenemos esta otra ruta de unos 8 km y 2 horas 40 minutos de duración. Empezamos en el pueblito Cambo-les-Bains visitándolo y viendo también lugares aledaños. Este recorrido es más de montaña y además, ideal para disfrutar de los paisajes en familia. El pueblo es famoso por sus aguas termales, así que también puedes aprovechar para relajarte después del paseo.

Bizkarzun y la cascada de Uzkaingo Erreka

Esta ruta desde Ascain también son 2 horas y 40 minutos pero es algo más corta, unos 7 km. Eso sí, a medio camino te espera una charca con una cascada donde te puedes bañar si hace bueno para volver al punto de partida con nuevas energías. Disfruta del verde paisaje de montaña y saluda a las vacas que pastan por el prado.

Pico de Arradoy cruzando las viñas

Pasamos a algo más movidito, pero no necesariamente más difícil. Unas 4 horas de ruta hacen falta para este recorrido de 10 km hacia la cima, pero eso sí, qué paisajes. Cruzarás un robledal, pasarás junto a varias viñas y, en definitiva, irás subiendo con tranquilidad y con bastante sombra hasta el Pico de Arradoy desde el que tendrás una vista deliciosa de Saint-Jean-Pied-de-Port.

El dolmen de Occabé

Una ruta algo más larga, de unos 13 km y 5 horas de paseo para entrar en contacto con nuestro pasado más antiguo. Para llegar a Occabé, a 1456 metros de altura, tienes que cruzar un hayedo bien sombreado donde verás de vez en cuando todo tipo de ganado. En la cima, te espera el dolmen y la bajada se hace por el otro lado, siguiendo el río por un agradable sendero.

De Mondarrain a la frontera

Terminamos con un recorrido algo más difícil pero también, más sorprendente. 5 horas y media de duración para esta ruta de unos 13 km. Cuando llegues al punto más alto, a 684 m, tendrás una magnífica vista de Bayona, Biarritz y San Juan de Luz.